Los influencers… ¿Se precisan únicamente para estrategias de comunicación dónde el target son millennials? Hay expertos que opinan que no, que se pueden dirigir a audiencias de mayor edad también, aunque resulta una técnica muy poderosa para aplicar a este segmento en particular y en él nos vamos a centrar en este blog post.

La juventud siempre desprende una esencia especial, cosa que las marcas aprovechan. Es una etapa en la que se comienzan a hacer progresivamente más compras, más viajes, planes diferentes, etc. Los millennials se consideran los nacidos entre 1980 y 2000, la generación de jóvenes más sofisticada hasta ahora en cuanto a tecnología se refiere. ¿Cómo duelan las marcas con este cambio de target y de terreno? ¿Qué botones pulsan concretamente para dirigirse a los millennials con éxito?

Las marcas que deciden dirigirse a los millennials han de plantearse dos preguntas clave:

  1. ¿Qué valoran los millennials?

    Noticias de su entorno, información sobre viajes y posts sobre comida (por ejemplo, aquellos acompañados por hashtags como #foodie #foodporn).

    ¿Cómo les gusta ver esta información? Preferiblemente plasmada en algún gráfico, poco texto pero de calidad y que sea fácil de comprender. Valoran que haya una comunidad de fans asociada a cualquier tipo de marca o servicio o un influencer que les pueda asesorar en alguna elección.

    Hay más aspectos que evalúan los millennials como que el contenido sea mobile y que lo puedan consumir mediante smartphones y tablets, y que si se trata de comprar algo sea enviado a domicilio y con gastos de envío gratuitos.

  1. ¿Qué compran los millennials?

    Lo que sea pero online. Les encanta la moda, gadgets de última tendencia, precios muy rebajados (parte del encanto de comprar online,) y comprar viajes low cost, por nombrar unos cuantos ejemplos.

El corolario de cómo contactar con los millennials sería emplear una técnica eficaz que se ajuste a sus necesidades. Y es aquí cuando los influencers resultan de máxima utilidad. Protagonizan una exitosa comunicación con un público que oscila entre los 18 y 34 años de edad. Este segmento de personas al que se quieren dirigir las marcas, recordemos que valora el contacto; que alguien que les inspire confianza les recomiende qué zapatillas comprarse o a qué isla irse en verano. No quieren publicidad tradicional. Valoran más el contacto humano y que personas en quien confían les hagan recomendaciones de compras y planes. ¿Quiénes mejor que los influencers para trabajar con este tipo de target?

Es por todo lo expuesto que el 65% de marcas de moda el pasado año 2016 apostaron por incluir a influencers en su estrategia de marketing y resultaron beneficiadas en sus respectivos éxitos. Se hace patente pues que hay que contar con influencers en la estrategia de comunicación de marca, entre otros targets, cuando el target es millennial.