La existencia de los influencers no es ninguna novedad. Su existencia es tan antigua que llevan con nosotros realmente toda la vida.

¿Queréis ejemplos? Pues pensemos. Por poner algunas fechas y nombres comencemos por Leonardo Da Vinci. Gran visionario y sabio del siglo XVI. Si ponéis su nombre en la búsqueda de Google, en los primeros resultados se hace patente la influencia que tuvo sobre Raphael.

Ahora se llevan mucho los unicornios, ¿No es así? Tanto en ropa, como en artículos de decoración de la casa como nos ofrece Primark, el tan aclamado icono del Whatsapp. Pues ¿Sabéis quién pintó una dama con un bebé unicornio en 1505? Raphael.

Continuando con Leonardo, como se muestran en los siguientes resultados de Google es un fuerte influencer de la Ciencia, concretamente Anatomía, y Física. Y por no dejar atrás el tercer resultado, resulta que tiene Twitter, que da forma a una organización actual en Italia que promueve la creatividad en Italia como foco de inspiración mundial. De modo que vemos que su influencia nos empapa hasta el día de hoy.

Pasando al siglo XX, os cuento sobre la artista Frida Kahlo. Fue una mujer fuerte que ante problemas médicos, en lugar de seguir su ilusión de estudiar medicina, siguió luchando y se decantó por el Arte. Tras su muerte y la de su marido, su armario está expuesto como fuente de su identidad y llamativo estilo en cuanto a Moda en Michael Hoppen Gallery de Londres. Actualmente se pueden encontrar citas suyas, retratos de ella en libros, posters, elementos decorativos de casa, etc.

Frida fue la inspiración del diseñador Riccardo Tisci para Givenchy, Dolce & Gabbana y Carolina Herrera. Incluso Madonna tomó nota de su estilo inconfundible para su famoso bustier “cone,” que le hizo Jean Paul Gaultier en 1990. Ella fue un verdadero tesoro de inspiración para los mexicanos de aquellos años y progresivamente logró ser un icono a nivel mundial por su personalidad tan rompedora, creativa y diferente.

Una auténtica influencer de años más recientes resulta ser la princesa Diana de Gales. En los años 80 fue el foco de todas las miradas a nivel británico e internacional, determinó Vogue. Davies Strodder añade que mucha más gente imitaba a Diana y su estilo característico que lo que se veía en las pasarelas de aquel momento.

Si seguimos recopilando influencers del siglo XX tenemos también a The Beatles; hasta hoy la gente se sigue haciendo fotos en pasos de cebra, los niños siguen aprendiéndose sus canciones en el colegio para funciones y son parte de muchos elementos de souvenirs de Londres, aparecen en camisetas y sudaderas, etc.

Bob Marley en vida enamoró a Jamaica y a miles de personas por todo el mundo con su música tranquila y pegadiza de reggae. Del mundo de la música cabe nombrar también a Michael Jackson por cómo puso a todo el mundo en marcha con Thriller, y muchas estrellas del mundo de la Música actualmente hacen movimientos imitándole a él cuando bailan como Justin Timberlake o Usher.

Walt Disney, desde sus películas que marcan la infancia de todos nosotros, sigue presente por la línea de contar historias que marcó y hay miles de tiendas Disney por el mundo, además de cuentas con su nombre en RRSS, como Instagram. Fijaos si tuvo influencia que se crearon hasta los conocidos parques temáticos y resorts en su nombre: Disney Land.

Para terminar (porque podríamos estar hasta siempre hablando de influencers históricos,) nombremos a nuestra querida y sex symbol de los años 50 y 60 Marilyn Monroe que protagonizó innumerables películas (mi favorita es Con faldas y a lo loco,) y sigue teniendo seguidores que le hacen cuentas en RRSS.

Por consiguiente, vemos que los influencers existen desde tiempos remotos, porque los humanos somos humanos y nos dejamos inspirar por personas que nos despiertan admiración. Ahora estamos en la época de los influencers 2.0, guiado por la sociedad 2.0 en la que vivimos.