Muchos influencers ejercen como embajadores de marcas cuando se produce una perfecta armonía entre la personalidad de ambos y pueden trabajar juntos para crear una campaña, como ya sabemos.

He tenido el placer de entrevistar a Carlos Bonilla Orrico (@charlesorrico, 23.6k) y nos da respuesta a muchas de las curiosidades que nos depiertan los influencers, además de informarnos acerca de su trabajo como embajador de marcas.

Nos cuenta que siempre ha estado muy a gusto trabajando con marcas y destaca la experiencia como embajador de My Protein y de Moët.

Además trabaja para Nike, y pasó a combinar la moda con su otra pasión de nutrición. Posteriormente se dedicó simultáneamente a las redes sociales y a los eventos.

Como buen embajador de Nike, es un verdadero amante de las zapatillas. Le gusta que sean de estilo minimal y se define como un coleccionista. ¿Cuáles le vuelven loco? Las ediciones limitadas. Hace cola, se apunta a sorteos para pagarlas en cuanto salgan, pero me cuenta que no puede vivir sin ellas. Le atrae que sean difíciles de conseguir. Como curiosidad random nos cuenta que tiene una talla de pie 45 europea y 11 americana.

Una pregunta clave que le hice fue qué piensa que atrae a sus followers de Instagram. Me cuenta que procura tener contenido de calidad siempre. Siempre habla sobre nutrición y moda y lo combina con detalles como su perro y los tatuajes. Dice que estos 4 factores combinados forman su Instagram. Cuida mucho el aspecto de su Instagram, dándole mucha importancia a las fotos que sube, que siempre exige que estén perfectamente hechas.

Recordando nuestro post pasado sobre viajes, le pregunté que dónde le gustaría viajar próximamente… ¡A Tailandia! Necesita pasar un tiempo solo y desconectar para encontrarse a sí mismo. Añade que también le servirá para pensar en su futuro y al volver a casa seguir valorando todo lo que tiene.

Para plan de fin de semana la perfección para él sería irse a la Comunidad Valenciana, a un hotel que tiene fichado llamado Vivood en medio de las montañas con una piscina infinity. Este hotel por cierto, pertenece a la categoría de Landscape hotels de lujo.

Sus preferencias

Como mascotas tiene un bulldog francés negro llamado Sayko (del inglés Psycho.) Valora mucho a las personas que tienen perros o que son amantes de los perros.

¿Su comida preferida? Los hidratos de carbono. Le aburre la proteína sola y prefiere comerse una buena hamburguesa o un plato de pasta. La cocina italiana le vuelve loco y confiesa que a él se le conquista por el estómago. ¿Sus colores preferidos? El amarillo y el negro, pero reafirma que si tuviera que elegir uno sería el negro ya que es el color que predomina en su armario y en sus fotos de Instagram.