En la mayoría de las ocasiones cuando hablamos de influencers nos imaginamos a aquellas personas dedicadas a la moda, al lifestyle o al deporte pero existe una comunidad muy amplia con un perfil diferente: los gamers. Esas chicas y chicos que se dieron a conocer a través de Youtube y que causan verdadera sensación.

Los gamers españoles

Es probable que te suenen nombres como El Rubius (26M), Vegetta (19M) o Wismichu (6,3M). Son tres de los youtubers de videojuegos más famosos de España y del mundo y las cifras de las visualizaciones de sus vídeos son tan altas que se han convertido en todo un fenómeno de masas. Gracias a realizar contenido divertido, hacer reviews, unboxings o gameplays son seguidos por millones de personas de cualquier país. Empezaron grabándose con amigos jugando a sus videojuegos preferidos pero ya experimentan con muchos formatos más, desde challenges, a bromas telefónicas o vlogs. Algunos de ellos incluso se han recorrido medio mundo con espectáculos en los que hablan sobre su trabajo e interactúan con el público. Y hasta han sacado libros de éxito en ventas para el público juvenil.

gamers-influencer

Las marcas han visto esto como un filón y no han dudado en realizar colaboraciones e intentar trabajar con ellos. Si tienes fichado a este tipo de gamers, te sonará el famoso anuncio de Fanta que realizó El Rubius junto a otros youtubers populares o los trabajos que ha hecho con Dominos’Pizza o Kit Kat. Gracias a este Youtuber la cámara Canon g7x se convirtió por ejemplo en líder de ventas. No hay más que ver los resultados para comprobar que son una estrategia única. 

¿Qué redes sociales utilizan?

Pero este tipo de gamers no se dedica solamente a Youtube aunque sí sea su canal preferido. Twitter es, después del alojador de vídeos, la red social que más utilizan y donde más seguidores suelen acumular, aunque Instagram no se quede atrás últimamente.

Las compañías han sabido que son un gran gancho para sus seguidores y que deben considerarse como un influencer más dentro del sector, por ello cada vez se realizan más trabajos con gamers, ya sea a través de Youtube o del resto de redes sociales.

El éxito de los videojuegos sigue en alza y es un “no parar” por lo que los gamers siempre caminarán en paralelo siendo seguidos por millones de usuarios a través de sus móviles, tablets y ordenadores.