Echa un vistazo a tu smartphone y mira cuántas apps tienes instaladas. Es probable que mínimo cuentes con 10, ¿no? Está claro que la comodidad y la rapidez que ofrecen las aplicaciones móviles nos hace convivir con ellas de manera natural en nuestro día a día, pero también es cierto que tienen que aportarnos algo extra para que queramos descargarlas en nuestro teléfono.

Si eres propietario de una app, sabes que existe una competencia muy alta tanto en Internet como en los App Stores, por ello es necesario que te ayudes de todo tipo de estrategias de marketing para que los usuarios descubran tu producto y se lo descarguen.  Por esa razón el marketing de influencers se ha convertido en una gran opción para multitud de compañías ya que los resultados que ofrece no solo son efectivos, si no transparentes.

Ya no estamos hablando de trabajar con este sector para animar al público a visitar nuestra web, crear una imagen de marca o dar a conocer nuevos productos. En este caso tenemos un objetivo claro: queremos que sus followers se descarguen e instalen nuestra app. Y eso conlleva una acción y un interés mayor, por lo que es recomendable que reciban algo a cambio como puede ser un descuento u oferta.

Como marca, este tipo de acción te ofrece resultados claros y transparentes ya que puedes tener un número o porcentaje exacto de instalaciones, mientras que cuando realizas otro tipo de actividades enfocadas a un objetivo distinto es más complicado medir su efectividad. La monetización de estas campañas es mayor y además los resultados son más duraderos.

Calidad de las publicaciones

A la hora de trabajar con un influencer es importante cuidar hasta el mínimo detalle ya que es la persona que va a transmitir qué es tu marca o app y qué es lo que se puede hacer con ella. Es esencial que el influencer entienda y conozca los valores de la compañía y el objetivo que quiere alcanzar para poder trasladárselo a sus followers.

Y como influencer el trabajo también debe ser de alta calidad. Para ello hay que entender cuál es el mensaje que se quiere dar y de qué forma hacerlo sin perder tu esencia. Las publicaciones que realices en tus redes sociales deben ser profesionales, ya que la marca tiene que ver que puede confiar en ti para que repetir en otras ocasiones. Además, si no ofreces un buen trabajo no conseguirás resultados para el anunciante por lo que tu credibilidad se verá mermada y será complicado trabajar con otras compañías. 

¿Cómo crear un post de calidad?

La imagen, el mensaje y la ortografía son básicos para publicar, por lo que estos tres conceptos debes tenerlos claro. Pero además, tienes que mostrar ganas para convencer a tus seguidores y que puedan hacerte caso. Es el momento de ejercer de influencer y que vean cuáles son las ventajas que tienen al descargarse es app o las razones por las que a ti te gusta. 

El peso que tiene un influencer a la hora de emitir sus juicios y recomendaciones en torno, en este caso, a una aplicación móvil tiene mucho poder de decisión (y de influencia) de quien lo sigue. Por eso para crear una publicación de calidad, además de cuidar los pilares de estilo básicos, tienes que ser capaz de transmitir esa información y crear una necesidad a tus followers. Es esencial que la parte anunciante te facilite toda la documentación o enlaces que puedan ayudarte con el contexto, además de un enlace directo a la descarga de la app para tener ese control de las acciones de tus seguidores. 

El marketing de influencers está siendo tan popular por los resultados tan beneficiosos que ofrece, por eso es interesante probar e ir desarrollando y encontrando la campaña más adecuada para tu producto.